lunes, 29 de junio de 2009

Dreams are what they used to be.

Quiero olvidar mis temores y enterrar mis dolores,
cortar estas vendas que me impiden ver el camino
y librare de las esposas que me mantienen a tu lado.

Quiero soltar mi cabello
y dejar que lo acaricie el viento.
Volar sin zapatos, sin papeles, sin medallas
y descansar sobre una rama que flote suave sobre el oleaje del Atlántico.

Quiero no rezar ni suplicar por que las cosas mejoren,
por que los sueños se cumplan,
por no cumplir años.
Quisiera no tener que escribir mis deseos y molestias
y mejor gritártelas a la cara; cara mía, cara humana, desconocida.

Hundido en el pantano de decepción me resigno a crear mi destino,
puesto que las manos sagradas ya se han cansado de escribirlo.
Solo tengo una oportunidad: triunfar o morir.

Despierto del letargo y me muevo entre las sombras.
Alguien me ve. No eres tú, no soy yo,
pero me conoce como ni yo me conozco,
porque no conoce lo que soy, más confía en lo que puedo ser.
Hoy no he de morir.

1 comentario:

æris dijo...

Eres una cajita cerrada con seguro. Supongo que compañía para una cajita cerrada será una milésima de ayuda. Te amo.